El 26 de diciembre se produce un eclipse anular del Sol dentro de la dinámica de eclipses del 2019 en el eje Cáncer/Capricornio. Cuando el Eje Nodal está muy cerca de un Novilunio o un Plenilunio entonces tenemos un eclipse solar o lunar que puede ser parcial, total, anular o penumbral. Los Nodos Lunares no mantienen su posición sino que se desplazan por el Zodíaco con un movimiento retrógrado, a una velocidad de 1,5º por mes. El recorrido entero de los Nodos alrededor del mismo dura 18,6 años

El día de Reyes de este año empezó un ciclo de eclipses en eje nodal Cáncer (nodo norte) y Capricornio (nodo sur) que finalizará en junio del año 2020.  En este artículo vamos a reflexionar un poco sobre su significado en la Carta Natal o individual.

Eje Nodal

Visto desde nuestro punto de observación, el Sol gira alrededor de la Tierra. La órbita circular que el Sol completa en un año forma un plano que se llama Eclíptica. Los planetas y la Luna se mueven en planos muy cercanos a la Eclíptica. En concreto, el plano que la Luna describe con su órbita tiene una inclinación de 5º con respecto a la misma. En proyección desde las estrellas fijas, la órbita del Sol (Eclíptica) y la órbita de la Luna se cruzan en dos puntos. Estos puntos de intersección,que se encuentran en posiciones opuestas en el Zodíaco, se llaman Nodos Lunares

Los dos Nodos (el ascendente y el descendente) están siempre en oposición y entre ambos forman el Eje Nodal que se relaciona con el proceso de desarrollo personal. Los nodos forman un camino. El Nodo Norte indica la dirección hacia la que debemos ir para avanzar hacia el futuro. El Nodo Sur es el camino hacia el pasado o lo conocido, un punto al que por supuesto también se puede volver para «tomar fuerzas» antes de seguir adelante.

Una definición muy difundida del Nodo Norte lunar es la que lo describe como punto de contacto. Se supone que se trata de contacto con alguna persona pero no tiene por qué ser así, pueden ser situaciones u oportunidades relacionadas con el eje de Casas donde se encuentren. En todo caso, para muchas personas es un punto de oportunidad permanente y de desarrollo continuo.

El Nodo Norte Lunar Ascendente (norte) es una potencia inconsciente y, como resultado de la madurez personal,  debería convertirse en una función espiritual consciente. Está relacionado con los procesos de expansión de conciencia, sobre todo los que se producen a través de las experiencias de contacto, la reacción sensitiva ante lo que nos encontramos y la total aceptación, participación o compromiso en lo que nos sucede.

Cuando una capacidad se desarrolla hasta la perfección, tiende a volverse estática. Puede ser que la persona se sienta tan bien con una determinada capacidad,que ya no abra los ojos para buscar nuevas posibilidades. Entonces, el talento se convierte en hábito cristalizado. Esto es lo que indica el Nodo Lunar Descendente (sur). En este punto se puede impedir el propio desarrollo por no querer cambiar.

Nodo Norte en Cáncer/ Nodo Sur en Capricornio y el Eje de Casas

Podemos imaginarnos a Cáncer como el árbol de la vida con unas sólidas raíces profundamente arraigadas en la tierra. Una sola semilla contiene todo lo que finalmente acabará siendo un enorme árbol. Para crecer, la semilla necesita un suelo apropiado que la nutra de sustancia, así como beneficiarse de la actividad del sol y de la lluvia. Una vez que el brote ha salido a la superficie, el viento lo fortalece. La maravilla del crecimiento y del despliegue de aquello que estaba contenido en la semilla no podría producirse si en su interior no existiera la capacidad de reaccionar de forma positiva a las fuerzas del exterior.

Cuando reaccionamos de forma correcta a las influencias que recibimos del exterior y también a la voz interna del corazón, el interior y exterior se convierten en una unidad. La nutrición, el vínculo con los amigos del alma, el aprendizaje consciente a través de los retos de la honestidad con uno mismo conlleva el desarrollo de la maestría interna, el camino hacia Capricornio, la sabiduría de la experiencia.  Los retos de Capricornio son el aislamiento y la búsqueda de poder como una forma de control sobre el entorno.

Según el Eje de Casas donde se encuentren los Nodos, tendremos información sobre como trabajarlos a nivel personal. Seis ejes o seis caminos de desarrollo práctico:

El Eje de Encuentro (Casas 1-7) donde la importancia de encontrar el punto medio entre la propias necesidades y las del entorno activan a menudo las subjetivas reacciones entre el Yo-Tú.

El Eje de Posesiones (Casas 2-8) donde el reto se sitúa entre la autoestima y las expectativas sociales. La capacidad de generar los propios recursos y, al mismo tiempo, compartirlos/generarlos en el entorno social.

El Eje de Pensamiento (Casas 3-9) donde las habilidades de aprendizaje y comunicación con el entorno no deben confundirse con la adaptación al colectivo sino como la base para poder desarrollar el propio pensamiento autónomo.

El Eje de Individuación (Casas 4 y 10) que resuena con los Signos Cáncer/Capricornio donde el vínculo de pertenencia a un grupo nutritivo da alas a la persona para crecer y desarrollar al máximo su potencial y maestría interna. Solo nosotros podemos darnos lo que necesitamos a cada momento para poder crecer en el compromiso con nuestra parte más sabia.

El Eje de Relaciones (Casas 5 y 11) donde la necesidad de sentirse único a través de las propias creaciones e ideas no está reñida con la colaboración en los grupos. Grupos formados por personas individualmente únicas y creativas son los de la Era de Acuario.

El Eje de la Existencia (Casas 6 y 12) donde encontrar el sentido de la existencia, trabajo/vocación equilibra el impulso de soledad y aislamiento del entorno. El sentido del trabajo como un servicio al entorno. La espiritualidad a nivel practico.

Aprendizajes

Ya hemos comentado que este año ha comenzado un ciclo de eclipses con el Eje Nodal en Cáncer/Capricornio. El baile de Novilunios y Plenilunios con eclipse  en este eje finaliza en junio del próximo año, y la pregunta es ¿qué hemos aprendido?.

Una pista es observar qué comienzos, acciones, actividades comenzaron el pasado mes de junio, el anterior eclipse solar total y donde estamos ahora en el proceso de desarrollo. Probablemente fue algo de impulso o intuición del corazón (eclipse solar Nodo Norte Cáncer) y que ahora, diciembre 2019, podemos valorar (eclipse anular solar Nodo Sur en Capricornio) a nivel racional. ¿Qué actitudes o expectativas han cambiado? ¿Hay algo distinto en la percepción personal?

Si estamos insatisfechos aún nos queda el eclipse del próximo junio para reconducir, sino siempre podemos solicitar ayuda a un astrólogo para que nos acompañe en la aventura.

Buen eclipse!! Y gracias por leer el texto.

Rosa Solé

mail: rosasolegubianes@copc.cat

https://www.facebook.com/rosa.solegubianes