Atención y presencia a lo que se revela

Los solsticios (del latín solstitium (sol sistere), «Sol quieto») son los momentos del año en los que el Sol alcanza su mayor o menor altura aparente en el cielo, y la duración del día o de la noche son las máximas del año, respectivamente. Astronómicamente, los solsticios son los momentos en los que el Sol alcanza la máxima declinación norte (+23º 27’) o sur (−23º 27’) con respecto al ecuador terrestre.

Según Bruno Huber, a finales del dominio sumerio en Mesopotamia (2.300 a.C.), el solsticio de verano había entrado en la zona de la constelación de Cáncer. El nombre que los sumerios le daban era AL.LUL, que puede traducirse por cangrejo de río. A lo largo del camino principal de evolución de la astrología a través de Babilonia y Caldea, Grecia y Roma, y finalmente a través de los árabes hasta Europa, ha permanecido Cáncer como nombre de la constelación. Los persas, los hindúes y finalmente también los egipcios utilizaron el mismo nombre. Sin embargo, antes de la entrada de la astrología en Egipto (hasta el siglo IV a.C.), en la mitología egipcia, esta misma constelación era el escarabajo sagrado, símbolo de la fuerza vital y la permanente renovación.

La Puerta de los Hombres

Es interesante la consideración y la veneración que las culturas antiguas tenían por esta constelación, Cáncer, tan poco visible. Los babilonios y los caldeos, y después también los primeros griegos veían en ella la «puerta de los hombres» a través de la cual las almas descendían a los cuerpos humanos desde las esferas celestes. Para los esotéricos, Cáncer es la «puerta de la encarnación» y Capricornio, el signo opuesto, la «la puerta de la iniciación» (regreso a la casa del padre).

Nuevos vínculos de pertenencia

Pero volvamos al presente, en este año 2020, el solsticio de verano viene seguido de un novilunio con eclipse anular del Sol. El nodo norte, en conjunción con las luminarias, se encuentra ya en Géminis, pero el Sol y la Luna en Cáncer por lo que se considera el último eclipse en el signo de Cáncer hasta el 2028. La carta del novilunio, con marcado dominio del elemento Agua, muestra diversos procesos de desarrollo a través de la figura lineal, desde el borrar lo que ya no sirve para crecer hasta la búsqueda de nuevos vínculos nutritivos más afines al presente. Poner atención a lo que se revela o comienza en el ciclo personal. El sector o casa donde se sitúe el plenilunio nos dará pistas sobre nuevos comienzos.

Una forma de gestionar los cambios y la sensibilidad de esta configuración es poner atención al cuerpo vital o energético, a la respiración y a la percepción de los sentidos (Aire/Tierra) como una forma de estar en el presente.  Presencia que neutraliza la reactividad emocional. Andar por la Naturaleza, agradecer todo lo recibido a lo largo de nuestra vida, deshacerse de lo antiguo y abrirse a lo nuevo. El significado de las hogueras de San Juan.

¡Buen Solsticio y Buen Novilunio!

 

Los que deseen disfrutar del Solsticio en Stonhenge: CLICAR AQUÍ

Vídeo sobre el eclipse anular de Sol: https://youtu.be/P849cDvcVp8

Para los que deseen saber más sobre Cáncer: CLICAR AQUÍ

 

Rosa Solé

rosasolegubianes@copc.cat

https://www.facebook.com/rosa.solegubianes